ENGLISH

Huchuy Qosqo

El centro arqueológico de Huchuy Qosqo, está ubicado en el norte del Valle Sagrado de los Incas en las inmediaciones de la provincia de Calca, distrito de Cusco.

Este complejo arqueológico es uno de los más importantes del valle de Urubamba por su nivel arquitectónico, luego de Ollantaytambo y Pisac. Las ruinas son impresionantes, aunque la conservación del sitio es inferior a la de los otros dos debido a que sus construcciones son más antiguas.
El complejo comprende andenes, patios, explanadas, plazas, camino peatonal y edificaciones de diferente magnitud y calidad.

Uno de los atractivos principales de Huchuy Qosqo, es un edificio de tres pisos o niveles; los primeros dos están elaborados con piedra finamente labrada y el tercer nivel esta hecho de adobe y aunque haya carecido de techo por largo tiempo, es tan resistente que se mantiene en pie hace más de 500 años.

En Huchuy Qosqo, también se puede observar vestigios de un avanzado sistema hidráulico donde el agua era direccionada por canales labrados en piedra, perfectamente ensamblados entre si.
La construcción de los recintos es antisísmica, las ventanas poseen una forma trapezoidal, los edificios mantienen distancia los unos con los otros por lo que se forman callejones o espacio de transito entre estos.

Huchuy Qosqo es un maravilloso lugar, en el que se puede contemplar el bello paisaje del Valle Sagrado de los Incas, sus terrazas hechas de forma escalonada respetan la pendiente de las montañas que las sustentan. También se puede encontrar una plaza muy amplia y una gran puerta inca por la que pasa un camino que conduce desde Tambomachay.

Al no haber un acceso vehicular hacia Huchuy Qosqo es poco visitado por los turistas. Para llegar al complejo es necesario realizar una caminata.
Existen dos vías posibles para acceder a Huchuy Qosqo, la primera es haciendo una caminata desde la ciudad de Cusco y Tambomachay por el camino inca; la otra es subiendo desde el Valle Sagrado de los Incas luego de cruzar el Río Vilcanota.

Huchuy Qosqo es un reflejo del respeto de la cultura Inca hacia la naturaleza, ya que han construido sin alterarla ni dañarla, logrando una perfecta armonía y unidad.

Sitios Arqueológicos