La ciudad perdida de los Incas, Machu Picchu, es sin duda símbolo de esa civilización. El camino real que llevaba a los peregrinos y oficiales autorizados del imperio a esta ciudad sagrada es el Camino Inca como lo conocemos hoy en día.

Transitar por este camino andino es una experiencia inolvidable. Está pavimentado con bloques de roca y cuenta con escaleras, túneles y puentes de madera que atraviesan ríos, valles templados, la tibia selva y las frías alturas andinas. Esta excursión hace reflexionar al visitante sobre el intelecto y la grandeza espiritual del hombre andino, en este caso, de los Incas o Pre Incas.

El Camino Inca a Machu Picchu es parte de un sistema de más de 30.000 kilómetros de caminos que integraron la vasta red del Tahuantinsuyo, desde el sur de Colombia hasta el centro de Chile pasando por Quito, Ecuador; Cajamarca, Huanuco, Jauja, Huamanga y Cusco en el Perú; La Paz y Cochabamba en Bolivia hasta Salta y Tucumán en Argentina. Estas vías corrían mayormente a lo largo de la costa, las sierras y en algunos casos alcanzaron la selva amazónica como es el caso del Camino Inca a Machu Picchu.

Para transitar el Camino Inca es necesario contratar un operador turístico habilitado.
La experiencia comienza en la ciudad de Cusco, donde se toma el tren Expedition hasta el kilómetro 82, allí descienden aquellos que emprenderán el Camino Inca Tradicional.
La experiencia comienza en la ciudad de Cusco, donde se toma el tren Expedition hasta el kilómetro 82, allí descienden aquellos que emprenderán el Camino Inca. El Camino Inca a Machu Picchu, dura 4 días / 3 noches (tour clásico Camino Inca). Los viajeros transitarán por senderos sumergidos en la selva, acamparán en la naturaleza, harán caminatas en ascenso y descenso y descubrirán la gran variedad de aves, animales autóctonos y vegetación que habitan el lugar. A medida que se avanza por el Camino Inca se puede sentir con mayor énfasis la frescura, la magia y la gran energía, hasta alcanzar su punto culmine en el que podrá apreciar una de las vistas más impactantes de la ciudad sagrada de Machu Picchu.

La vivencia de transitar el Camino Inca despertará todos tus sentidos, conectará con tus emociones y marcará un hito en tu vida.

Recomendamos hacer la reserva con 5 o 6 meses de anticipación como mínimo, ya que hay un máximo de 500 cupos por día que incluye viajeros, guías y porteadores.
En este caso el ticket de acceso a Machu Picchu esta incluido en el Programa “Camino Inca” ofrecido por el operador turístico contratado.


Click aquí para reservar este tour.


Galería de fotos: