Es una festividad que reúne con alegría a la población cusqueña en Plaza de Armas. Su principal atractivo son las danzas andinas, juegos con agua, talco y mixtura. Estos carnavales se llevan a cabo en todo el Perú y más allá de las variaciones regionales, una característica común es el ritual de la yunza, llamado umisha en la selva y cortamonte en la costa. Dos de los lugares más atractivos para presenciar los carnavales son el Valle Sagrado de los Incas y el Valle Sur, allí los colores son los protgonistas de los festejos, se adornan las calles de los pueblos y se colocan coloridos pasacalles.
El día central del Carnaval se realiza siempre un Domingo y es normal ver en los festejos, cusqueños mezclados con visitantes nacionales y extranjeros.
Una semana despues de este día se realiza la "Octava" en donde se realizan las Yunzadas o cortamontes; se trata de la plantación artificial del tronco de un árbol cargado de regalos, alrededor del cual los invitados bailan hasta que es cortado con un machete o un hacha. La pareja que hace que caiga el árbol toma a cargo la organización de la yunza del próximo año. Es una costumbre que los participantes se lancen unos a los otros globos de agua durante los días de Carnaval, por lo que les recomendamos a los espectadores tomen sus precauciones.
Los almuerzos constan de los siguiente platos típicos cusqueños: Puchero o Timbu, el cual consiste en colocar en un plato el caldo y en otro la papa, el chuño, la yuca, el camote, durazno, repollo, zanahoria, arroz y por supuesto la carne de cerdo y de res; El Kapchi, un plato fresco elaborado a partir de cebollas, papas, habas, leche, queso, setas y acompañado por rocoto relleno y arroz. Y por último la Frutillada, una bebida refrestante a base de chicha de jora y frutilla previamente hervida con canela y hierbaluisa. Esta bebida se suele servir con aguardiente de caña