En Cusco, Perú, celebramos un nuevo reconocimiento por parte de la UNESCO a uno de los principales atractivos y caminos que une a varios paises de Sudamérica. El camino por el que la civilización del Tahuantinsuyo transitó, se expandió y relacionó con otros pueblos aborígenes.
El Qhapaq Ñam o el Camino Inca fue consagrado Patrimonio Cultural de la Humanidad, y esto reivindica una vez más la cultura y cosmovisión andina, en la que prima por sobre todas las cosas, la armonía con la naturaleza.
Este reconocimiento al Qhapaq Ñam o el Camino Inca incluye a 5 países, entre ellos, Perú, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador.
Estos 30 mil kilómetros cuadrados representan el labor de nuestros antepasados y el reconocimiento a su sabiduría que hoy día muchos turistas disfrutan al recorrer el famoso Camino Inca que une la ciudad de Cusco con la ciudadela de Machu Picchu, el cual sólo es una pequeña parte de la vasta red de caminos incas que se extienden por los paises que integran el Qhapaq Ñam.