Choquequirao (del Aymara Chuqui, Oro, y del quechua k'iraw, Cuna. Es decir cuna de oro).
Según la leyenda, Choquequirao corresponde a la ciudad perdida que habría sido el lugar habitado por los últimos Incas escapados de la capital de su imperio, Cusco, luego de la derrota de Manco II. Allí los incas habían encontrado refugio y logrado resistir durante cuarenta años a la invasión española. Choquequirao era tan extensa que había podido contener a quince mil habitantes.
La verdadera historia de Choquequirao se pierde en las profundidades de los siglos. Otra versión dice que fue una fortaleza probablemente limítrofe que defendía el valle superior del Apurimac, una de las vías de acceso natural en direcciín de Cusco, contra los ataques sorpresivos de la potente nación enemiga de los Chancas, que atentaban la capital inca en la época de Viracocha.
Talladas en las piedras se encontraron 22 grabaciones con figuras conocidas como Llamas del Sol dispuestas en 15 andenes con dirección al nevado Qory Hauyrachina.
Para acceder a esta impresionante construcción que aun permanece parcialmente cubierta por la vegetación del lugar, se parte de la ciudad de Cusco por la carretera que se dirige a Abancay. En el kilómetro 154 debe tomarse el desvío hasta la localidad de Cachora (2.900 m.s.n.m.), último pueblo antes de llegar hasta el complejo arqueológico.
Desde allí se debe realizar una caminata de unos 30 km. cuyo recorrido alcanza los dos días de duración.
Si te interesa la arqueología, la aventura y quieres conoces mas sobre este fascinante lugar te invitamos a hacer Click Aquí